MANIFIESTO #YoSoydelaConcertada

El sistema educativo español, que nace de la Constitución de 1978, contempla una red de centros sostenida con fondos públicos de carácter complementario.

1.Existen centros de titularidad pública y privada. Eso significa que no existe subsidiariedad de clase alguna.

2.El concierto educativo favorece a aquellos que tienen menos posibilidades económicas. Por tanto, es una apuesta solidaria y de progreso que tiende a garantizar la igualdad de oportunidades para todos.

3.Los centros concertados, desde su labor social, atienden a alumnos con necesidades educativas especiales.

4.Los centros concertados le cuestan a la Administración la mitad que los públicos.

5.La enseñanza concertada garantiza la libertad de elección de centro por parte de las familias.

6.Por otra parte, gracias a los centros concertados, las familias tienen el derecho a elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, así como la formación religiosa y moral que desean para los mismos.

7.Los conciertos educativos se deben conceder y  renovar por la Administración a los centros que cumplan los requisitos legales.

8.La demanda de las familias debe ser tenida en cuenta por la Administración para la programación y planificación de puestos escolares.

9.Reconocemos la labor que realiza el personal docente y no docente en los centros concertados y defendemos su puesto de trabajo.

10.Apostamos por un pacto educativo que garantice la calidad, la libertad y  la equidad.